Trasladar los resultados de 15 patentes a la sociedad. Este es el objetivo de una nueva spin–off aprobada por la Universidad de Extremadura, pero aún no constituida como empresa. Se llamará Sliz Emotions y cuando se ponga en marcha se dedicará a la investigación, desarrollo y comercialización de productos que engloban 14 de esas 15 patentes desarrollada por el profesor Kiko León y vinculadas al ámbito puramente deportivo, acrobático y escénico, así como de dar servicios necesarios para realizar cualquier tipo de evento artístico, teatral y deportivo. Junto a León, otro investigador de la Uex, Jesús Muñoz, se encargarán del trabajo de esta spin-off, junto a un miembro del PAS que llevará las cuentas y un empresario, familiar de León y promotor de la idea, se encargará del negocio.

“Hay informes que dicen que, de media, los resultados de una investigación habitual tarda entre 12 y 15 años en llegar a la sociedad, es un proceso lento y una forma de acortar esos pasos es crear la propia empresa y ser tú el que la controla porque todo el estudio y trabajo previo está hecho, no lo tiene que hacer la empresa. Yo sé el problema que existe y a la solución que he llegado mediante la investigación. Es ilusionante porque ves trabajos en el cajón que así pueden llegar a la sociedad y beneficiar a la gente”, señala León.